INICIO

¡Viaja y explora cinco mundos muy distintos!

Bienvenido a un lugar donde la magia, la ciencia, la tecnología, pero sobretodo la creatividad y la imaginación son la clave para salvar a la galaxia.

Podrás viajar a través de cinco mundos muy distintos: volarás a la velocidad de la luz en una motolaxia, conocerás los inventos más sorprendentes y la tecnología más avanzada. Descubrirás misterios y descifrarás enigmas. Entrarás a un barco vikingo, a una casa en un árbol y a una excavación arqueológica. Encontrarás lugares escondidos donde la magia existe y el asombro nunca se acaba.

Te transportarás al futuro y al pasado en un mismo día. Vivirás las emociones más extremas y las aventuras más divertidas.

Bienvenido al lugar donde descubrirás el poder de tu imaginación y de tu creatividad; un lugar en donde podrás convertirte en héroe.

¡Bienvenido a Imagic!

Esta gran historia comienza en las mágicas calles de Anthen, un lugar de lleno de luz y color, donde hay edificios retorcidos que parecen cobrar vida ante tus ojos. Este lugar guarda secretos, aventuras y un sinfín de historias. Es aquí donde las mentes más creativas de la galaxia han desarrollado sus habilidades y han encontrado la manera de rebasar los límites de su imaginación.

Fue en el número 55-F de la Calle 3 donde una de las mentes más curiosas y activas de esta ciudad trabajaba todas las noches para crear el motor más veloz del universo, con el que pretendía viajar de galaxia en galaxia en cuestión de segundos. Su nombre es Dax, un ser con forma de salchichón, acompañado de un casco, lentes y orejas; adicto a la velocidad y a la adrenalina.

Esa noche, en el pequeño taller de Dax, una gran idea dio inicio a una aventura que llevaría a este inventor a reunir un grupo de amigos muy extraños, con habilidades sorprendentes.

CAPÍTULO 1 - ¡EUREKA!

Dax se había quedado dormido sobre su escritorio...

Dax llevaba semanas investigando cómo construir un motor súper veloz con chatarra intergaláctica y materiales reciclados. Pero, después de miles de intentos, no lo había conseguido. La baba le escurría entre las comisuras de su boca y, mientras soñaba, una emoción recorrió su cuerpo y lo hizo despertar de un salto.

Salió de su casa y llegó al depósito de chatarra, donde en un segundo recorrió todo el lugar. Dax era tan rápido que sólo parecía una mancha en medio de la noche. ¡EUREKA! -gritó-. Había encontrado la turbina de un platillo volador.

De regreso, en el taller, Dax adaptó la turbina a una especie de bicicleta, llenó el depósito con combustible de asteroide y encendió el motor. ¡ZOOOOM! La potencia de aquel aparato era tan fuerte que despertó a su hermana Goma, una pequeña criatura amarilla de forma redonda y con textura de gomita dulce.

¡EUREKA! Dax había conseguido lo que quería.

CAPÍTULO 2 - LA MOTOLAXIA

Todo estaba listo para emprender la aventura

A la mañana siguiente, Dax ya había construido dos aparatos voladores más y reunió a Goma, su energética hermana menor; y a Lenart, su mejor amigo en todo el universo, una criatura verde, peluda, algo tímida y con un cierre en lugar de boca.

Con sus grandes habilidades de líder y su carisma, Dax convenció a Goma y Lenart de emprender una aventura. Entusiasmados por descubrir cosas nuevas, nombraron a estos extraordinarios inventos como motolaxias y emprendieron la aventura, sin saber que ese viaje cambiaría sus vidas para siempre.

Después de recorrer miles de años luz, encontraron un imponente planeta. Cuando aterrizaron comenzaron a notar que algo extraño ocurría. Aquel lugar parecía abandonado y Goma tenía un mal presentimiento (ojo: Goma casi siempre tiene la razón).

De pronto ¡POOF! todo se volvió negro. Los tres amigos sintieron cómo eran levantados por el aire y luego caían al vacío. Rebotaron, rodaron y volvieron a rebotar para darse cuenta de que habían llegado a una especie de cuartel muy tecnológico.

Se encontraron rodeados de enormes robots: todos lucían casi idénticos, excepto uno. Aquel robot anaranjado era el líder del grupo. El robot se presentó como 62442, número que lo identificaba como habitante de Coud.

Comenzó a hablarles de la situación en la que se encontraba su planeta, el cual estaba esclavizado por Ziako, un malvado villano intergaláctico que buscaba esclavizar las mentes del universo para que todos pensaran igual, prohibiendo la curiosidad y eliminando la imaginación.

Todo esto lo había hecho a través de Los Vulcuats, pequeños seres que se infiltraban en la mente de sus víctimas para arrebatar su conciencia y así controlar todas sus acciones. Y Ziako buscaba extender su mal hacia todo el universo.

En ese momento, Dax, Goma y Lenart se dieron cuenta de que no habían sido capturados, sino rescatados. ¡Ahora era momento de regresar el favor y ayudar a sus amigos robots! “Y de paso”, dijo Goma, “¡salvar al universo de esta amenaza!”. No les dio tiempo ni de celebrar cuando una avalancha de Vulcuats se aproximaba hacia ellos.

Dax activó el control remoto de las Motolaxias, sólo tardarían unos cuantos segundos en montarlas y escapar. Mientras los robots iban cayendo uno por uno, el robot líder protegía a los tres amigos con su enorme tamaño. Dax estaba tan metido en la pelea que no se dio cuenta que un Vulcuat estaba apunto de atacar su cerebro. Como un rayo, el gran robot se interpuso entre Dax y el enemigo; y cayó al suelo con un fuerte ¡CRACK!

CAPÍTULO 3 - TOSCO

Asustados y debajo de los escombros...

Apenas se podían mover, a pocos metros de ellos yacía entre rocas aquel gran robot que los había salvado, inconsciente, herido y con sus circuitos apagados casi por completo. Sin dudarlo, Dax corrió hacia él y con mucho esfuerzo logró reconectar algunos cables para detener el corto circuito. Las motolaxias aparecieron y entre los tres lograron cargar a el gran robot inconsciente, atarlo en la nave de Lenart y huir de aquel planeta. ¡ZOOOOM!

Ziako celebraba la conquista de un nuevo planeta que estaba bajo su control mental. Las vidas y las mentes de sus habitantes le pertenecían. ¡HAHAHAHAHA! Pero había algo mal, el enorme robot naranja había escapado con la ayuda de tres amigos entrometidos que se quisieron hacer los héroes. Ziako, furioso, apuntó su láser a un grupo de Vulcuats que salieron volando como bolos de boliche.

Mientras tanto, los viajeros aterrizaron en un joven planeta, un lugar muy extraño: media esfera de color verde cubierta por nubes magenta y la parte inferior estaba repleta de estalactitas gigantes. No estaban tan seguros de que fuera la mejor opción, pero necesitaban revisar a su nuevo amigo robot.

Dax le pidió a Lenart y Goma que montaran un pequeño campamento mientras él veía la forma de reparar al robot. Pasaron algunas horas de angustia, enchufaron al robot a la corriente eléctrica de la motolaxia y esperaron…

El robot marcaba carga completa y de pronto comenzó a moverse, despertando poco a poco. Al principio el robot no los reconoció, quería entender en dónde se encontraba y quiénes eran ellos. No tardaron mucho tiempo en descubrir que después del ataque de los vulcuats, él había perdido la memoria. El robot que antes fue ágil y veloz ahora era lento y torpe. “Eres muy Tosco”, dijo Goma, mientras abrazaba a su nuevo amigo. “Tosco”, repitió el robot; y a partir de ahí, ese fue su nombre.

CAPÍTULO 4 - LLEGÓ LA "DESGRACIA"

Crearon algo importante, ¡una familia!

Aunque Tosco no entendía nada, en el fondo se sentía feliz, como si fuera parte de algo más importante, como si tuviera una familia. Mientras Dax y Lenart pretendían explicarle quién era él y lo que había pasado con su planeta; Goma decidió ir a explorar.

Goma no tenía idea por dónde empezar, estaba rodeada de enormes árboles, plantas con hojas de colores brillantes, a lo lejos se veían insectos que al volar dejaban un rastro de polvo fosforescente.

Decidió adentrarse en el bosque y, conforme avanzaba, extraños sonidos la envolvían cada vez más, desde pequeños zumbidos producidos por insectos voladores, cantos de aves y de vez en cuando, feroces rugidos; aquello era algo realmente hipnotizador. Cuando Goma regresó al campamento, todos ya dormían. Encontró un espacio junto a su hermano Dax y cayó rendida.

A la mañana siguiente, mientras todavía dormían, el suelo comenzó a retumbar ¡CRACK! ¡CRACK! Algo se acercaba. Todos se levantaron en un segundo y trataron de llegar a la motolaxia. Una máquina enorme avanzaba destruyendo todo a su paso y se dirigía exactamente al lugar donde habían quedado sus motolaxias.

Corrieron detrás de aquella máquina, pero no podían alcanzarla. De pronto el ruido cesó, la máquina había detenido sus pesados pasos.

Dax, Lenart, Goma y Tosco se acercaron cuidadosamente, al llegar notaron que una pequeña bola rosa husmeaba entre los motores. Los cuatro suspiraron al mismo tiempo cuando vieron a una pequeña conejita rosa, esponjosa y adorable. Se presentó como “Desgracia”, ama y señora de Shambala Bog y futura emperatriz de la galaxia. ¡AAAAAAWWWW!

Con un fuerte grito les anunció que no era tierna, apretó los puños y se dirigió con paso firme hacia su máquina, subió unas pequeñas escaleras y entró a la cabina de controles.

Los cuatro viajeros se quedaron atónitos ante la inesperada reacción, apenas entendían de lo que se trataba cuando inmediatamente después lanzó una enorme red sobre ellos, atrapándolos y dejándolos inmóviles, tomó las tres motolaxias y, con dificultades, emprendió de nuevo su destructivo andar.

CAPÍTULO 5 - LA INTEGRANTE NÚMERO 5

Estaban perplejos, pero la unión hace la fuerza

La red era tan fuerte que los dientes de Dax no podían romperla y Tosco estaba demasiado apagado para hacer algo. Pero Goma se dio cuenta de que los dientes de Lenart de cierre metálico eran más fuertes, así que Lenart comenzó a morder la red y lograron liberarse, pero las motolaxias aún estaban enganchadas a la máquina.

De pronto, Desgracia se detuvo frente a un árbol, pero no era un árbol normal. Una compuerta se abrió y la máquina entró a través de ella. La adorable bola rosa no se dio cuenta que los amigos se habían liberado y sigilosamente se infiltraron y entraron a una casa de árbol perfectamente limpia y bien ordenada.

Con mucho cuidado y tratando de no hacer nada de ruido, los amigos se escabulleron por el cuartel. Se dieron cuenta que era una especie de laboratorio lleno de armas, inventos, pociones y cámaras de seguridad. Dax, con cuidado, sacó el control remoto de las motolaxias, que estaban cerca de ellos.

Dax accionó el control remoto, las motolaxias se activaron y los cuatro amigos subieron a las mismas. No pudieron escapar porque Desgracia tomó una de sus armas y la apuntó hacia ellos. Todos se quedaron perplejos. Dax le dijo que no venían a hacerle daño, que solo querían regresar a Anthen y reparar a su amigo robot, pues de él dependía que la galaxia estuviera a salvo de los malvados planes de Ziako.

Al oír el nombre de Ziako, Desgracia bajó su arma y se acercó a los amigos. Les confesó que en realidad se llama Becky y que Ziako había acabado con su familia, por eso se había convertido en lo que era hoy.

Se dio cuenta de que este grupo de amigos la ayudarían a vengarse de él, así que prometió liberarlos a cambio de que la llevaran con ellos. Dax accedió con la condición de que fuera más amable con ellos (y que no volviera a intentar matarlos, claro). Becky cruzó los dedos por la espalda y con sus grandes ojos azules asintió con una sonrisa burlona.

CAPÍTULO 6 - INGOVIK

Llegó el momento de buscar un refugio

El nuevo viaje los llevó a Ingovik, la aldea de Lenart, un lugar donde se refugiarían y estarían seguros antes de emprender su lucha contra Ziako.

Aterrizaron en una de las montañas cercanas a Ingovik, se dirigieron hacia la aldea y al llegar quedaron maravillados con la majestuosidad del lugar.

Un espectacular barco se encontraba anclado a un muelle de madera que delimitaba la orilla del mar. Había rústicas edificaciones hechas de madera, piedra y paja. Los colores brillaban con la luz del atardecer y el reflejo del agua y parecía que la calma reinaba en el lugar.

Criaturas muy similares a Lenart de distintos colores salieron a recibirlos. Trataron de comunicarse pero no lo lograron, hablaban una extraña lengua que parecía que escupían cada vez que pronunciaban una sílaba. Lenart tradujo y les dijo que el rey de Ingovik les ayudaría en lo que necesitaran.

Después de una larga conversación, en la que Lenart fungió como intérprete de todos, pudieron explicarle la situación en la que se encontraban, pidiendo su ayuda, ya que sin lugar a duda los Vulcuats atacarían la aldea tarde o temprano.

El rey les ofreció entrenarlos, pues en la aldea se preparaban los mejores guerreros de la galaxia. Este grupo tan extraño de amigos sabía que no podían quedarse mucho tiempo y debían regresar a Anthen, pues necesitaban de la magia del lugar para encontrar la manera de derrotar a Ziako y su ejército de Vulcuats.

Todos sabían que en Anthen se encontraban las respuestas a muchos de sus problemas. Era momento de regresar al lugar donde esta aventura había iniciado.

Ven con tus familiares y amigos a darle una divertida continuación a esta historia.

¡Busquen el final perfecto para ustedes!

Diciembre 2019

DOMINGO LUNES MARTES MIÉRCOLES JUEVES VIERNES SÁBADO
1 2 3 4 5 6 7
11:00 a 20:00 hrs. Cerrado. 11:00 a 19:00 hr.s 11:00 a 19:00 hrs. 11:00 a 19:00 hrs.
11:00 a 20:00 hrs. 11:00 a 20:00 hrs
8 9 10 11 12 13 14
11:00 a 20:00 hrs. Cerrado. 11:00 a 19:00 hrs. 11:00 a 19:00 hrs. Cerrado 11:00 a 20:00 hrs. 11:00 a 20:00 hrs.
15 16 17 18 19 20 21
10:00 a 20:00 hrs. 11:00 a 20:00 hrs. 13:00 a 20:00 hrs. 11:00 a 20:00 hrs. 11:00 a 20:00 hrs. 11:00 a 20:00 hrs. 11:00 a 20:00 hrs.
22 23 24 25 26 27 28
11:00 a 20:00 hrs. 11:00 a 20:00 hrs. 11:00 a 16:00 hrs. Cerrado. 11:00 a 20:00 hrs. 11:00 a 20:00 hrs. 11:00 a 20:00 hrs.
29 30 31 1
11:00 a 20:00 hrs. 11:00 a 20:00 hrs. 11:00 a 16:00 hrs. Cerrado.

Septiembre 2019

DOMINGO LUNES MARTES MIÉRCOLES JUEVES VIERNES SÁBADO
1 2 3 4 5 6 7
11:00 a 20:00 hrs. Cerrado Cerrado Cerrado 11:00 a 19:00 hrs.
11:00 a 20:00 hrs. Cerrado
8 9 10 11 12 13 14
11:00 a 20:00 hrs. Cerrado Cerrado Cerrado 11:00 a 19:00 hrs. 11:00 a 20:00 hrs. 11:00 a 20:00 hrs.
15 16 17 18 19 20 21
11:00 a 20:00 hrs. 11:00 a 20:00 hrs. Cerrado Cerrado 11:00 a 19:00 hrs. 11:00 a 20:00 hrs. 11:00 a 20:00 hrs.
22 23 24 25 26 27 28
11:00 a 20:00 hrs. Cerrado Cerrado Cerrado 11:00 a 19:00 hrs. 11:00 a 20:00 hrs. 11:00 a 20:00 hrs.
29 30
11:00 a 20:00 hrs. Cerrado    
Contáctanos
Quiero Recibir Promociones**
Enviar
Contáctanos
Quiero Recibir Promociones**
Enviar
Contáctanos
Quiero Recibir Promociones**
Enviar
Reserva tu fiesta
Quiero Recibir Promociones**
Enviar
Reserva tu evento
Quiero Recibir Promociones*
Enviar
Reserva tu visita
Quiero Recibir Promociones**
Enviar